Bariloche Recorrido en 7 días: día 5 San Martin de los Andes – Quila Quina

Siendo nuestro último día en San Martín de los Andes, bien temprano, hicimos el check out del hotel, pedimos que nos guarden la valija y nos dirigimos a la costanera del Lago Lácar, donde se encuentra la Naviera Lacar & Nonthué, en la entrada al muelle.

Sacamos los tickets para el traslado a Quila Quina, que es una villa y balneario del mismo lago. Los paisajes que se observan durante el paseo, son de cuento!

A los pocos minutos, se pasa por otro balneario con camping, que es Catritre, tambien verán casas de la comunidad mapuche. Queda tan solo a 5km. de San Martín y se puede llegar caminando, en transporte público o en auto. Tiene camping, lugar para picnic, proveeduría y restaurant.

Aproximadamente a los treinta minutos, arribamos a Quila Quina. Es un balneario en tierras de tres propietarios diferentes: la comunidad mapuche Curruhuinca, el Parque Nacional Lanín, y algunos particulares, por lo tanto, para acceder a algunas áreas deberán abonar un pequeño canon, por ejemplo para visitar la cascada que se encuentra a unos 700 mts. o las pinturas rupestres, por estar en suelo mapuche.

Además de disfrutar de su playa, se pueden hacer varias actividades náuticas (se alquilan kayacs y canoas), cabalgatas, hay una feria de artesanos, una capilla, una cascada (averigüen en informes si tiene agua, para no caminar de gusto), pinturas rupestres y muchos senderos para andar.

Tiene una confitería, pero no es la única opción para comer algo. Nosotros la descartamos luego de ver que una hamburguesa y una gaseosa, costaba más que almorzar en un restaurante de la costanera del Lácar, pero es una buena opción si quieren comer con vistas al lago. Nos dieron dos opciones más en informes, así que fuimos a recorrer para mirar y seguimos el camino hacia adentro de la villa (si siguen a partir de informes, pasando los baños, hay un camino a la izquierda, uno hacia adelante y otro hacia la derecha. Seguimos camino adelante, y nos encontramos con un matrimonio que venía juntando unos frutos, y le consultamos si sabía dónde podíamos comprar algo para comer y nos dicen que nos dirijamos a la próxima casa a la derecha, donde veamos un jardín lleno de flores, y nos recomiendan las empanadas!!! además nos dicen que todos los árboles y arbustos que nos rodeaban eran cerezos, así que no quedó otra que juntar nosotros también…

Caminamos unos metros y dimos con la casa y el jardín que era una maravilla, íbamos a encargar unas empanadas, pero justo estaban saliendo del horno!!! Mejor, imposible!

Una vez aprovisionados, volvimos sobre nuestros pasos y tomamos el camino a la derecha, para buscar alguna playita y hacer picnic.

 

El sol, nos permitió hacer algunas incursiones al lago, y disfrutar de nuestro almuerzo casero con mucha paz, perdiendo la vista en el paisaje maravilloso que nos rodeaba, acompañados solo con el ruido del agua y el canto de los pájaros. De más está decir, que hubo siesta, mate y torta fritas (que más tarde compramos en el mismo lugar de las empanadas).

Les dejamos algunas fotos más para tentarlos a que visiten Quila Quina.

 

Datos útiles:

El traslado es en una embarcación, con salidas cada hora, a partir de las diez de la mañana.

El costo del traslado ida y vuelta, es de $300.- (febrero/2017)

Además del barco, pueden llegar a Quila Quina en auto y en transporte público también. Si se deciden a ir por su cuenta, les dejamos el mapa.

 

Seguinos y compartí en:
RSS
Síguenos por Email
Facebook
Twitter
Visit Us
YouTube
YouTube
Instagram

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *