Bariloche en 7 días: Día 7 Cerro Catedral

En nuestro penúltimo día en la ciudad, decidimos hacer un ascenso al Cerro Catedral, era verano y el cerro no lucía en su esplendor (nada como ver a este cerro nevado). Pero bueno, es un imperdible en cualquier época del año, tiene una infraestructura increíble, muchos medios de elevación, muchos servicios al turista, realmente vale la pena ir.

El Cerro Catedral se llama así porque las puntas de piedra (o agujas), semejan las torres de una catedral y es el mejor centro de sky del país, por excelencia. Viendo todas las actividades y todos los medios de elevación, es dificil imaginar que esta aventura arrancó en 1938, y aunque el cerro estaba cubierto de bosques, y al contar con el estudio de factibilidad de montar un centro de sky en él, la Dirección de Turismo pidió ayuda al ejército argentino, para despejar de arboles y poder construir las pistas.

Según la época en que viajen serán diferentes las tarifas y diferentes los medios de elevación que estén activos, depende si es temporada alta o baja y de las condiciones climáticas. Así que les recomendamos ir a las fuentes y consultar en el sitio web del cerro. Además siempre chequeen las promociones vigentes tanto de tarjetas de pertenencia como de sus bancos, porque pueden ahorrarse unos cuantos pesitos.

Adquirimos el pase del Tour Naturaleza: que nos permite la subida en dos tramos: desde la base a los 1.050 msnm a los 1.700 msnm, mediante la Telecabina Amancay y la Telesilla Diente de Caballo, que nos eleva desde los 1.700 msnm, a los 1.927 msnm.  Y luego, se puede hacer un trekking.

Así que fuimos primero en la Telecabina, desde donde podes observar los bosques de coihues y lengas, también vimos a algunos niños haciendo mountain bike por los senderos. Luego, al bajar, nos encontramos con los fotógrafos oficiales que nos persiguieron para sacarnos una foto, no porque seamos famosos jaja, y lo consiguieron,  y luego de la foto de rigor, nos dieron un ticket para retirarla en la ciudad.

Fuimos a tomar la Telesilla Diente de Caballo, donde una vez que te sentás, hay que apurarse a bajar la protección, y se empieza a subir, lo que más nos gustó, es que por momentos no escuchás más que al viento,  y tu única actividad es maravillarte con las vistas, adelante el cerro, imponente, enorme, y si mirás hacia atrás verás los lagos, que se van haciendo chiquitos y entonces, te das cuenta que fuiste ganando metros con rapidez.

Nos tocó un día de mucho calor, y a esta altura que estamos, ya no hay vegetación, sólo piedras y rocas. Es fundamental llevar gorro, lentes, agua y protector solar, porque el sol no se soporta! Como estamos caminando sobre piedras, les recomendamos también que lleven calzado apropiado, hemos visto gente en ojotas, y la verdad es que es muy fácil lastimarte, o perder alguna en la aerosilla y tener que volver descalzo!

Cuando bajamos de la aerosilla, está el restaurant, pero como queríamos hacer el trekking, preguntamos y nos dicen que es más adelante, hasta que  vimos que había una mesita con el cartel, pero no había nadie para consultar, nos damos cuenta que no hay donde guarecerse del sol! nada, caminamos unos metros más, y nos sentamos en la piedra, a la sombra de una casita azul, que no sabemos bien que era, pero agradecimos que estuviera ahí. Cuando ya habían subido 6 o 7 personas más, apareció un empleado del cerro y nos indicó que en un rato, comenzarían el recorrido. Así que volvemos a nuestro refugio a la sombra.

En unos 15 minutos partimos todo el grupo, que ya eramos como diez, la guía camina a paso rápido y habla con los que la rodean, algunos vamos quedando atrás, el calor es agobiante, estamos a una altura considerable, y falta el aire. Primero tratamos de mantener el paso, pero la verdad, es que yo (Mabel) no puedo, trato de respirar despacio y por la nariz, pero me agito, mucho, escucho los latidos de mi corazón, así que empiezo a detenerme para recomponerme, ya no pude escuchar nada de lo que indica la guía, me conformo con poder seguir caminando, a medida que avanzo, tengo que detenerme más seguido. Lisandro, me va esperando para caminar conmigo, a esta altura, la verdad me da vergüenza, así que le digo que avance que yo lo sigo, creo que ya me sacaron una cuadra. Al final, la guía se apiada de mí, y me espera, lo cual hace que me sienta peor, porque me veo en la obligación de caminar y alcanzarla, horrible!, porque sigo sin poder respirar bien, agitada, me aturden los latidos. No me pregunten cuánto tiempo me llevó hacer este recorrido, para mí fue eterno, y sepan que me encanta hacer trekking, pero me resultó muy difícil hacer este camino y con tanto calor, ya se que soy mujer de oficina, pero pocas veces me sentí tan mal.

Les dejamos las fotos del paseo, y espero que se animen!

Una vez que llegamos al mirador, la vista es maravillosa, sepan que vale la pena, y aunque haya costado llegar, insisto, vale muchísimo la pena. Desde ahí puede verse claramente las nieves eternas del Cerro Tronador y en días claros, los volcanes de Chile.

De regreso, al bajar de la aerosilla, nos fuimos a tomar algo fresco y nuestro café de rigor, a la confitería, como premio, y las vistas son fabulosas!

Ya en el centro, fuimos a buscar nuestra súper foto! Bueno, no se dejen ganar por la emoción que tienen al llegar a la primer base, el fotógrafo nos dijo que tenía una cámara especial, que la foto salía maravillosa, pero la verdad, es que fue una foto como cualquiera de las que nos han hecho los turistas a los que les pasamos la cámara y le pedimos si nos pueden sacar ellos. Considerando el costo de la foto y el resultado: recomendamos que se la saquen ustedes! Ni lo duden!

Esperamos que se animen y suban al cerro! Las vistas los dejarán fascinados!

Hasta la próxima!

Lisandro y Mabel

Datos Utiles:

El cerro se encuentra a 19 kilómetros del centro.

Horario: 9 – 17 hs (invierno)

No hace falta contratar una excursión, pueden llegar en colectivo de línea, que es el número 55, y tiene dos ramales que salen de la terminal, pero pasan por el centro, cada hora, hay dos ramales: Pioneros y Bustillo, y demora unos 45 minutos en llegar al Cerro, si lo toman en el centro. Funciona con SUBE.

Seguinos y compartí en:
RSS
Síguenos por Email
Facebook
Twitter
Visit Us
YouTube
YouTube
Instagram

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *